Turismo desde la cuarentena

Bernhard Weissenbach | @bwturismo

Los efectos que una pandemia deja a su paso van mucho más allá de las pérdidas humanas; también traen consigo cambios políticos, sociales, pero sobre todo económicos lo que supone un gran desafío para el restablecimiento de todos los sectores que conforman un país.

Ante esto, el sector turístico, ese motor económico que se desenvuelve desplazando físicamente a personas en nuevos entornos de forma permanente o temporal y que a su vez incluye la interacción entre personas representa una amenaza de contagio y de propagación incalculable del COVID-19 o, la enfermedad por Coronavirus.

De acuerdo a esto, las restricciones de viajes, las cancelaciones de reservas de hotel, la poca afluencia de turistas en lugares comunes y el mínimo tráfico aéreo de vuelos comerciales, deja sin capacidad de accionar a todos aquellos actores que directa e indirectamente dependen de esta industria en el mundo ante la fragilidad de conciencia con la que se ha tornado el padecer de una “simple gripe” que se ha llevado la vida de cientos en diferentes partes del mundo al no acatar las medidas de sanidad que implica la propagación de este virus y siendo China, el lugar en el que se inició la curva de contagio una nación con alta demanda en viajes y vuelos a Europa, segundo continente que se ha visto afectado gravemente. 

El turismo desde otra óptica

“Cuanto más acertadas sean las medidas que tomen los gobiernos para ayudar al sector, la recuperación de este será más rápida” indicó Maribel Maribel Rodríguez Gamero, Vicepresidenta Ejecutiva del Consejo Mundial del Turismo (WTTC, en sus siglas en inglés), ella explicó que “en 2001 la recuperación del turismo tras una crisis fue de 16 meses, en 2018 se redujo a 10 meses. En el caso de pandemias la horquilla de tiempo de recuperación está entre 19,4 meses y 10 meses”.

El ingenio y la recursividad deben salir a relucir ante la crisis por lo que al ser las redes sociales el punto de encuentro para superar de forma interna la gravedad del asunto, estas jugaran un papel fundamental para mantenerse a flote generando en ellas contenido de interés para permanecer en el colectivo mientras se calma la marea y sentando las bases de lo que podría definirse como un turismo virtual el cual hoteles, aerolíneas, museos y galerías han puesto de manifiesto al realizar recorridos virtuales por sus instalaciones así como un refrescamiento por sus sitios web creando conciencia, sin perder el norte para sobreponerse al aluvión que les ha tocado enfrentar. Piezas audiovisuales, retos, dinámicas compartidas a través de distintos espacios para crear una fidelidad que debe dar sus frutos a largo plazo que en paralelo, se complementa con el auge de capacitaciones gratuitas y apoyo de influencers y artistas quienes son también protagonistas de lo que el turismo representa en diferentes puntos del planeta.

Aun la pandemia sigue en curso pues se prevé que la misma se esté trasladando a naciones de África, América y Oceanía que según la disciplina que imparta el gobierno, la conciencia ciudadana, el ejemplo de naciones que han tenido altas tasas de casos con la enfermedad ésta se irá diseminando por el mundo y habrá que esperar acabar con el virus con las medidas sanitarias, las acciones a tiempo que se tomen con los contagiados existentes, el respaldo de un buen sistema de salud y gestión público y privada más la pericia de cada profesional de salud para lidiar con el tema y la curva de desarrollo del padecimiento en sí.

En el 2018, Italia recibía 95 millones de turistas. Con la alerta de coronavirus el festival de veenezia en 2020 fue cancelado

Sea como sea, todo lo anterior desborda cualquier escenario por lo que las consecuencias no se pueden estimar en su totalidad, mucho menos en el sector de viajes en el que ya se han reportado pérdidas:

Económicas.

De 30mil a 50mil millones de dólares dependiendo de la evolución que tenga a este virus en cada país. Ante el inminente desplome, la Organización Mundial del Turismo (OMT) ha reforzado su colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para cumplir a cabalidad con las medidas de protección necesarias y haciendo énfasis en la solicitud de un liderazgo internacional para que el turismo sea incluido como una prioridad en los futuros esfuerzos de recuperación ante esta pandemia.

Laborales.

Entretanto, las bajas económicas vienen de la mano acompañadas con jornadas de trabajo reducidas alrededor del mundo en el gremio hotelero, gastronómico y de transporte con pasajeros y turistas que se han quedado literalmente atorados en el sito destino o de conexión en el que les tomó por sorpresa el llamado de alerta mundial y con compromisos laborales por partes de los patronos quienes para poder sortear la situación han debido reducir los salarios o, en el peor de los casos reducir su nómina habitual, disminuyendo la calidad de vida de los involucrados e incrementando la tasa de desempleo.

Agendas de eventos cancelados.

Con un personal al mínimo las agendas de eventos relacionadas con  desfiles de moda, torneos, ligas profesionales, eventos corporativos, lanzamientos, concursos y otros eventos públicos no se dan abasto, pero no es esa la razón principal sino la rápida propagación con que se extiende el virus que impide concentrar a un gran número de personas en un mismo recinto lo que ocasiona una paralización sin certeza de reprogramación.

Seguridad al viajar.

A esto, se le debe sumar la discriminación post – pandemia que a pesar de los esfuerzos de la OMS por anularlos se ha registrado un severo rechazo hacia las naciones en las que se originó la enfermedad, así como los destinos y lugares en que han sido reportados un gran número de casos, esto en principio con el gentilicio chino y seguidamente a los europeos entre los que se encuentra países como Italia y España con un elevado índice de contagiados, esta situación, según los expertos, es una de las consecuencias que tome más tiempo en ser erradicada.

Lo importante es tener en cuenta de que existen antecedentes de dificultades para el sector por lo tanto la cuarentena en curso debe ser un momento de reflexión, de descanso (obligado, pero descanso al fin) para hacer un papel de trabajo, incubar estrategias que al ser puestas en práctica aporten eficazmente a todos a nivel mundial según su realidad, mantener la calma, cumplir con el distanciamiento social y recordar que la situación ya no es exclusiva, sino mundial. En artículos siguientes, espero ofrecerles información de tendencias que podrían resurgir y resultar para acelerar la curva de recuperación del sector.

Instagram: @bwturismo
Twitter: @bwturismo
Fanpage: Bw Turismo
YouTube: BwTurismo

RECUERDA QUE PRESTO SERVICIOS DE ASESORÍA, PROMOCIÓN Y CONSTRUCCIÓN DE MARCA DE NEGOCIOS TURÍSTICOS: ALOJAMIENTO, GASTRONOMÍA, TRANSPORTE, ENTRETENIMIENTO, RECREACIÓN Y CUALQUIER OTRO DEL ÁREA. CONTÁCTAME Y CONVERSAMOS SOBRE CÓMO PUEDES MEJORAR TU ESTRATEGIA.

Un comentario en “Turismo desde la cuarentena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s