Aeropuerto Simón Bolívar

Bernhard Weissenbach | @bwturismo

¿Se han preguntado alguna vez porque el sitio seleccionado para construir el principal aeropuerto de la ciudad capital fue el estado Vargas? Si bien es un punto cercano a la costa donde la actividad comercial siempre estuvo pujante. Era el sitio que por tradición llegaban los barcos desde tierras lejanas. No había más nada que discutir sino el de acordar un punto donde las aeronaves aterrizarán sin afectar a la comunidad.

El sitio que se consolidó para esas primeras prácticas estuvo ubicado en Mare abajo. Fue una pista improvisada que se conoció como Campo de Aviación de La Guaira. Corría el año de 1912. Los dueños de la aeronave eran Pan American Airways.

Unos diez años más tarde, la empresa comercial adquirió derechos sobre este terreno. Fue la primera vez que Venezuela fue incluida como destino comercial para una aerolínea. Además de pasajeros dispensaba carga y correo. Venezuela también era uno de los puntos estratégicos del Caribe en el marco de la II Guerra Mundial.

Las primeras aeronaves en pisar suelo venezolano eran modelos S40, Boeing, Douglas DC-3, DC-1 y Lockheed 10. Usaban una llanada de 6 kilómetros de extensión para despegar y aterrizar. Claramente con la novedad de los vuelos, este era el único sitio del país en que eran posible estas hazañas. La regulación llegó en 1930, específicamente el 4 de octubre, día en que se registra como el nacimiento de la aviación civil internacional en Venezuela.

30 años más tarde, ya en 1950, el lugar iba afianzándose en la rutina de los venezolanos. La pista que poseía en un inicio menos de 10 kilómetros se fue ampliando. Ya contaba con 2100 metros y no era para menos cada vez más líneas comerciales se interesaban en nuestro país, así como el desarrollo aeronáutico incluía el transporte de mayor número de pasajeros, en consecuencia los aviones eran más grandes. El servicio aeronáutico se formó, creó alianzas y optimizó el servicio con equipos y estructuras pertinentes para un mejor desempeño. El éxito fue rotundo y se desbordó. Anterior a esto, pensar en vuelos que aterrizaban por la noche o la madrugada era impensable. Ahora era posible.

En 1970 todo lo forjado estaba colapsando ante la cantidad de tráfico aéreo generado en el país, mientras en papel se ideaba un plan para descongestionarlo. Para el momento, la nueva estructura logró ser una ventana mientras se realizaba el Plan Maestro de Maiquetía y la solución quedó como sede del actual terminal auxiliar.

Por su parte, el aeropuerto logró ocupar unos 20mil metros cuadrados seccionados en dos terminales, una internacional que concluyó en 1978 y la nacional, abierta al público desde 1983 junto a la sede de la gerencia administrativa el IAAIM o Instituto Autónomo Aeropuerto Internacional de Maiquetía órgano creado en 1971 cuando se dio inicio al desarrollo definitivo del actual aeropuerto cuyo planteamiento estaba compuesto por etapas que se definían en la medida que las proyecciones de incremento de tráfico aéreo avanzaban con los tiempos. Es de esta manera como en el año 2000 se da paso a la ejecución de la modernización de aquella plan que inició en 197 en la que la feria de comida, el nivel de embarque y desembarque fueron modificados para ofrecer más comodidades al viajero. Fue concluida en 2005.

A pesar de todo el esplendor que hasta estas líneas representa, el aeropuerto en sus diferentes terminales busca mantenerse en pie ante la incertidumbre de eventos sociales, políticos y económicos. No es un secreto que actualmente o es la mejor experiencia pasearse por sus instalaciones. Muchos espacios están inhabilitados y deteriorados ante la falla de los servicios públicos, pero continúa siendo el punto de encuentro de alegrías (por quienes llegan) y tristezas (por quienes se despiden de estas tierras). Entre otros datos de interés muchos le consideran el más antiguo y arcaico de Latinoamérica.

No obstante, son diversos comercios que hacen vida dentro del aeropuerto tanto en la terminal nacional como internacional tanto para el público como para pasajeros que salen y entran del país. Para el acceso, el volumen se moviliza mayormente en carro particular o con taxis registradas o no por el IAAIM y existen dos rutas urbanas. La primera se toma desde la ciudad capital en el sector bellas Artes y la segunda es una ruta sub urbana que parte desde Guarenas.

Íconos

Entre tantas historias que recoge el aeropuerto con sus altas y bajas las obras que adornan a eta infraestructura se han hecho emblemáticas. Unas menos que otras. Veamos:

El terminal nacional está adornado con dos vitrales del artista español Ángel Atienza. El terminal internacional tiene un vitral de Héctor Poleo, pero la pieza que se roba el protagonismo es la brillante y colorida obra del artista cinético Carlos Cruz-Diez denominada Cromo interferencia de color aditivo, 1974-1978 la cual ocupa un área de 2.608 metros cuadrados despertando gran interés en los usuarios del terminal. Aun cuando algunos calificativos que describen al aeropuerto en la actualidad no son los mejores, el diseño obtuvo el Premio Nacional de Arquitectura de 1980.

Nos llevamos como reflexión que el aeropuerto recupere el brillo que lo caracterizó años anteriores.

Instagram: @bwturismo
Twitter: @bwturismo
Fanpage: Bw Turismo
YouTube: BwTurismo

RECUERDA QUE PRESTO SERVICIOS DE ASESORÍA, PROMOCIÓN Y CONSTRUCCIÓN DE MARCA DE NEGOCIOS TURÍSTICOS: ALOJAMIENTO, GASTRONOMÍA, TRANSPORTE, ENTRETENIMIENTO, RECREACIÓN Y CUALQUIER OTRO DEL ÁREA. CONTÁCTAME Y CONVERSAMOS SOBRE CÓMO PUEDES MEJORAR TU ESTRATEGIA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s