Curiosidades del año nuevo chino

No salga de viaje sin….

#ApuntesBWTurismo

Bernhard Weissenbach | @BwTurismo

El pasado 16 de febrero marcó el comienzo del año nuevo chino. El número 4716 para ser más exactos. Esta gran fiesta comentada y cada día más celebrada a nivel mundial despide al invierno y da la bienvenida al Festival de la primavera, nombre con el que se le conoce a esta celebración en los países asiáticos: China Continental. Hong Kong, Macao, Taiwán, Singapur, Corea del Sur, entre otros.

La fecha varía, de acuerdo a las fases lunares. Es lo que llaman calendario lunar, aún utilizado por las comunidades rurales y en el área agrícola. Desde el 16 de febrero y hasta el 2 de marzo, una agenda cargada de tradiciones, expresiones culturales, entretenimiento y mucho calor humano toma a cientos de millones de chinos que regresan a sus hogares para estar en familia. Es decir, es el período de temporada alta en el que el transporte aéreo y terrestre se vuelve un reto titánico ya que en él también se mezclan los turistas que acompañan la celebración. De hecho, para este año, se estimó un desplazamiento de 385 millones de personas de todo el mundo, el cual solo es, ligeramente alcanzado por el Día de Acción de Gracias en los Estados Unidos con una media de 50,9 millones. Veamos entonces, que de interesante tienen estas galas:

Pastel de arroz pegajoso

Gastronomía. Las tradiciones sobran a la hora de la llegada del año nuevo chino y el imprescindible para la cena son los rollitos de primavera o pastel de arroz pegajoso. No obstante, las recetas varían de norte a sur en toda China. Otros alimentos considerados ideales para la prosperidad y otros buenos matices que recoger durante el año son: pescado, ravioles o empanaditas chinas, tallarines (fideos largos) y frutas como mandarinas, naranjas y pomelos.

El año del perro

La buena suerte. Desde tiempos inmemoriales, la comunidad china atribuye al color rojo la buena suerte, es un color “auspicioso“, dicen. Por lo que las decoraciones de calles, edificios y casas utilizan este tono para participar de la celebración y atraer la abundancia.  Asimismo, el animal que acompaña el año de celebración se involucra en toda esta fiesta (al 2018, le corresponde el perro), por lo que imágenes de este animal se repite en cada centímetro de la ciudad en diversos formatos e imágenes.

Dar sobres rojos. Son los regalos más comunes. Los mismos contienen, en ocasiones, dinero. Se les da a los más pequeños y personas mayores. Representan la buena suerte. Los más jóvenes, a propósito de las nuevas tecnologías, se intercambian sobres rojos por correo electrónico o a través de la mensajería instantánea de teléfonos. Lo importante, no abrir el paquete rojo frente a la persona que lo da, es de mala educación y al recibirlo, siempre extender las dos manos.

Espectáculos. Es increíble el despliegue de fuegos artificiales a nivel local y rural. Son sendas exhibiciones públicas o privadas (de más de quince minutos) que suelen ser televisadas por lo que contienen altas dosis de ingenio las figuras que resultan al ser encendida tanta pirotecnia. No obstante, este año, la tradición tuvo un “stop“, para reducir los altos niveles de contaminación, pero el sin fin de actividades que acompañan la llegada del año nuevo no hizo mella en esta nueva resolución. Así que las danzas de dragón, danzas de león, y las puestas en escena de bodas del emperador fueron el foco de atención para ahuyentar a los malos espíritus.

El año del perro. Otra de las tradiciones de la cultura, radica en asignar a cada año un animal. En total, son doce animales que están distribuidos de acuerdo a ciertas características en lo que se conoce como horóscopo chino. Para este año, el perro, será el rey de la celebración.  Se dice que el perro es un animal fiel, honesto que trabaja duro y se preocupa por los demás. También recomiendan que sea un buen momento para hacer amigos.

Año del perro, rey de la celebración
Festival de las Linternas

Pasados quince días, todo el esplendor de la celebración del año nuevo finaliza con el Festival de las Linternas (para este 2018, sería el viernes 2 de marzo), donde cientos de chinos se reúnen con sus “sky lantern” o como lo conocemos aquí, “globos del deseo” para iluminar el cielo a medida que se elevan estos. Sin duda, una celebración muy curiosa que la comunidad en nuestro país también hace lo propio a menor escala. Así que si está en su camino, acérquese a los predios del club social chino en Caracas o Valencia y pregunte por las actividades locales.

Instagram: @bwturismo

Twitter: @bwturismo

Fanpage: Bw Turismo

YouTube: BwTurismo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s