Barcelona concurrida

No salga de viaje sin….

#ApuntesBWTurismo

Bernhard Weissenbach | @BwTurismo

La que fuera sede de los Juegos Olímpicos en 1992 es también la segunda ciudad más poblada de España después de Madrid. Cuenta con una inmensa riqueza patrimonial, producto de memorables acontecimientos a lo largo de la historia y que a la fecha exhibe con orgullo en sus recorridos turísticos.

Barcelona está reconocida como una ciudad global en términos culturales, comerciales y turísticos. Así como ha sido laureada por su patrimonio, ha sido víctima de atentados por parte de grupos extremos terroristas. No obstante, eso no ha sido merma para mantener en tránsito a 30 millones de personas en su aeropuerto, según cifras del 2014. A eso se le suma que cuenta con el puerto más importante del Mediterráneo. Y es que en este destino europeo no existe una secuencia u orden para deleitarse. Desde cualquier punto en la ciudad es posible disfrutar de sus iconos. En esta edición descubriremos los atractivos de mayor concurrencia de esta ciudad.

Las Ramblas. Una avenida ancha, de 1.3 kilómetros calificada como el corazón de Barcelona, conecta la plaza más representativa del centro de la ciudad, Plaza Cataluña, con el antiguo puerto de la ciudad. En el trayecto es posible apreciar una infinidad de diversidad que el turista disfruta y el que reside la consume. Por ello, es habitual escuchar diferentes acentos hispanoparlantes, así como otros idiomas. La Rambla es tan famosa y tan querida que letras de canciones de artistas de diversos géneros han mencionado su paso por este lugar.

Abundan cafeterías y restaurantes de cocinas nacionales e internacionales para todos los gustos y en todas las presentaciones. Existen tantas fusiones y excentricidades como paellas mexicanas. Librerías, tiendas, museos de exposiciones, hoteles y un largo etcétera de comercios convergen con sitios de gran valor cultural y arquitectónico como lo son el barrio gótico, el mercado La Boquería, el Palacio de la Virreina y para finalizar la estatua de Colón.

Templo de la Sagrada Familia, la obra sin culminar. Con la intención de exaltar y promover los valores de la Sagrada Familia, se llevó a cabo la construcción de un monumento de dimensiones insospechadas que, en el año de 1882, se le asignó a Antonio Gaudí. El proyecto consta de 18 torres, doce de ellas dedicadas a los apóstoles, cuatro a los evangelistas, una a María y otra a Jesús. Cada una de ellas con alturas en función a la jerarquía religiosa que representan.

La obra cuyo nombre oficial es templo expiatorio no ha sido culminada, ya que solo a través de donaciones es posible avanzar su construcción. Actualmente sólo ocho torres han sido construidas. La inspiración de Gaudí se centró en las formas de naturaleza por lo que su interior evocan troncos de árboles que convierte el lugar en colosales bosques de piedra. Aunque el lugar es enorme, el flujo de visitantes también lo es por lo que recomiendo comprar las entradas vía online.

Entrada de El Camp Nou

El Camp Nou. El estadio de la selección de Barcelona es uno de los espacios más fotografiados en el mundo. Seas o no aficionado a la emoción del balompié visitar este lugar que recibe a millones de personas de todas las culturas es una experiencia sinigual. En el recorrido del tour por este museo accedes a las zonas de vestuario, el terreno de juego, el banquillo, la zona de prensa y hasta el palco presidencial. Constantemente, el lugar se renueva y recrea a través de exhibiciones audiovisuales momentos importantes de la historia de este club, cuyo eslogan es “más que un club”. La visita al lugar, lo certifica.

Parque Guell, otra máxima de Gaudí. Un mecenas apasionado por el arte de Gaudí, se alió con él para reformular un espacio destinado para un conjunto residencial. Todo cambió cuando en el arquitecto diseñó y construyó un parque inaugurado al público en 1922 y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984. Una gran vista de la ciudad recae al final del recorrido de este atractivo turístico asentado en un desnivel de 60 metros de la montaña. Todo está recubierto por pequeñas piezas de cerámica que recrean formas geométricas, así como una serpiente y un par de casitas similares a las de cuentos de hadas. A la entrada son un promedio de 400 personas diarias que hacen fila para subir y bajar los espacios de semejante obra.

La Boquería. Quien se refiriera a él como el Mercado de San José, poco o nada lo asociaría con lo que representa, aun cuando un gran escudo en la entrada principal señala que es el nombre con el que se concibió este popular mercado municipal localizado en la Rambla que, con sus 300 puestos de productos frescos se ha posicionado como una atracción turística llena de colorido y sabor galardonada en 2005 por el Congreso Mundial de Mercados de Washington DC como el mejor en el mundo. Desde 2003, cuenta con un aula gastronómica en donde probablemente comenten acerca de su gancho, cuidar tan minuciosamente la exposición de las mercancías que resulta difícil no caer en la tentación de adentrarse, preguntar y pedir un jugo de alguna fruta conocida o una combinación de ellas.

Instagram: @bwturismo

Twitter: @bwturismo

Fanpage: Bw Turismo

YouTube: BwTurismo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s