Fiestas de San Juan: tradición de fe de tiempos inmemoriales

#ApuntesBWTurismo

Desde la colonia, la región de Barlovento en el estado Miranda ha sido asentamiento de una importante población de origen africano que ha sabido mantener intactas sus tradiciones a lo largo de los años. Una de sus festividades más populares se hace en homenaje a San Juan Bautista en la población de Curiepe, parroquia de la entidad que forma parte del Municipio Brión.

Como es costumbre, los días 23, 24 y 25 de junio, las calles de este pequeño pueblo, caracterizado por ser el corazón de las plantaciones del mejor cacao venezolano fueron testigos de la devoción de feligreses y turistas que, pese al entorno, acompañan a esta celebración que, sin duda, es un momento para la reflexión y la sana diversión.

Reza la tradición que “San Juan todo lo tiene…San Juan todo lo da”. Así que al ritmo de los tambores mina y culo e’ puya, toda la comunidad vibró entre rezos, plegarias y peticiones de paz y unión para los venezolanos por los tiempos que enfrentamos. En los diversos altares del santo, reinaron velas, flores, rosarios y comida. Los caballeros acompañaron los festejos, como siempre, ataviados con sus franelas blancas, pañuelos rojos y sombreros de cogollo, mientras las damas se engalanaron con sus tradicionales vestidos floreados para entonar cantos y bailes como muestra de agradecimiento a los favores concedidos.

La celebración consta de cuatro tiempos distintivos del mes de junio: el 1º se hace el anuncio a las fiestas de San Juan. Seguidamente, el día 23 se da paso al velorio preparando y adornando los altares. Luego, la celebración del nacimiento del santo con la procesión al templo para recibir la misa solemne ocurre el día 24, y las actividades culminan con el retorno del santo a su casa el día 25 de junio.Cada una de estos momentos es seguido del repique incesante de tambores y el ferviente danzar de hombres y mujeres de los que el santo recibe regalos y reconocimientos.

La celebración consta de cuatro tiempos
distintivos del mes de junio

Lo que más llama mi atención es esa devoción intacta que manifiesta el pueblo mirandino por preservar sus valores culturales y sembrar en los niños un sentido de pertenencia por honrar sus tradiciones. La singular misa presidida por el carismático padre Tartak, junto a las agrupaciones musicales que dan vida a la homilía, hacen de esta fiesta de Dios, una mis favoritas, no solo por la emoción y alegría que se respira en la iglesia, sino también por el fervor con el que sus seguidores le cantan sin cesar.

Para nadie es un secreto, que atravesamos momentos difíciles en los que el pueblo reitera su fe y renueva sus votos, con más hincapié, en busca de la reconciliación. Para ello se vale de sus costumbres fortaleciendo el sentido de pertenencia para todas las generaciones, lo que ha resultado en  296 años ininterrumpidos de conmemoración de esta fiesta sanjuanera, hoy por hoy patrimonio cultural.

Este homenaje reitera la importancia de ser agradecido. Aquellos esclavos traídos de África durante la colonia, celebraron con beneplácito que Juan Congo dispensara sus peticiones con una abundante cosecha de frutas, hortalizas y vegetales. Al establecerse la fe católica en la región, algunas características de la celebración se reformularon y encomendaron a San Juan Bautista la protección de esta feligresía.

Para ver y sentir un poco más de la experiencia de renovación de fe que representa esta tradición religiosa visita nuestra galería de imágenes

Instagram: @bwturismo
Twitter: @bwturismo
Fanpage: Bw Turismo
YouTube: BwTurismo

RECUERDA QUE PRESTO SERVICIOS DE ASESORÍA, PROMOCIÓN Y CONSTRUCCIÓN DE MARCA DE NEGOCIOS TURÍSTICOS: ALOJAMIENTO, GASTRONOMÍA, TRANSPORTE, ENTRETENIMIENTO, RECREACIÓN Y CUALQUIER OTRO DEL ÁREA. CONTÁCTAME Y CONVERSAMOS SOBRE CÓMO PUEDES MEJORAR TU ESTRATEGIA.