Futuro turístico en Venezuela: Utopía, oportunidad o deceso

Caricatura : Tal Cual

 #ApuntesBWTurismo

Resulta difícil asimilar lo diverso y variado que es el mundo del turismo. Desde hace algunos años vemos como a un acelerado paso, nuestro recurso más preciado toma rumbos fuera de nuestras fronteras, buscando en gran medida, oportunidades que no encuentra en suelo patrio.

Es por ello que lo que más me sorprendió de la última conversación que tuve sobre ese tema, fue que a grandes trazos, como profesional del sector, tengo una carta a favor. Cuando pienso en migrar, veo como profesionales de otras áreas tienen básicamente dos opciones. O emprenden un negocio o se dedican o labores muy distantes a lo que generalmente se dedicaban, ojo sin desprestigiar cual sea la labor, pienso que el trabajo siempre dignifica.

Cuando tengo la oportunidad de dar charlas o conferencias, veo ojos que transmiten cansancio, desesperanza e incluso cierto ateísmo turístico, si me permiten la expresión

Esa carta precisamente, tiene que ver con el área de influencia o movimiento que esta industria, por de mas trasversal, ofrece a quienes tenemos como norte, soportar los últimos años de estas oscuras paginas que vive nuestra industria.

Pero, ¿cuánto debemos soportar y sobrellevar hasta tomar la decisión de buscar en otras latitudes, lo que aquí no conseguimos? En casi todos mis editoriales, trato de abordar un tema, lo evaluó, dejo claro cuán difícil esta la situación y por último propongo algunas soluciones en función de superarlo, o en última instancia, abrir la imaginación de mis apreciados lectores.

No me corresponde en todo caso, decretar si salir de Venezuela es malo o es bueno. Si buscar mejores condiciones para desarrollarnos y crecer en el ámbito personal y profesional o abandonar la lucha diaria y dejar atrás a nuestro país, prácticamente en manos de carroñeros insensatos sea lo mejor o lo peor.

Tenemos que trazarnos como objetivo principal, no dejar de ser parte de la solución para todos los problemas que tiene nuestro país

Con una inflación anual proyectada en casi 800% recientemente me percaté, que lo que pagué hace poco más de diez años por mi automóvil, no es suficiente para comprarle una llanta en la actualidad. Que soñar con tener una vivienda propia, es una cumbre infinita para esa generación que se encuentra en la disyuntiva  de salir o quedarse. A esa generación, súmele la que está saliendo al ruedo en estos momentos. A esa que sin ningún tipo de experiencia y orientación durante su transición al entorno laboral consigue allí, su primer momento incómodo con la verdad.

La juventud hoy día carece de espacios y tiene miles de limitaciones que afectan su desarrollo natural en todos los planos. Jóvenes que en algunos casos no conocen otros modelos al que hoy día tenemos. Jóvenes que se encuentran sesgados ante una realidad muy volátil y cada día más primitiva. Esa primivitización a la que estamos siendo sujetos desde hace años está haciendo mella en nuestra sociedad, a tal punto, de dejar heridas profundas, que en su momento sanaremos, pero que tomará tiempo.

Nuestra tierra merece que le correspondamos por todo lo que nos ha brindado y aun de la manera más fiel

Cuando tengo la oportunidad de dar charlas o conferencias, veo ojos que transmiten cansancio, desesperanza e incluso cierto ateísmo turístico, si me permiten la expresión. También me es muy común ver por el contrario caras alegres, con miradas de depredadores esperando tener la oportunidad para comerse el mundo. Es una mezcla interesante ya que deja ver, quien se encuentra en la batalla de la supervivencia, progreso e innovación y quienes aun no han tenido la oportunidad de salir al ruedo con un morral lleno de esperanzas.

Los “haters” como llaman aquellas personas, que teniendo sus razones, motivos o experiencias pretenden coartarnos la oportunidad de crecer, proponer, triunfar y progresar, debemos dejarlos de lado, en el lugar que merecen. Al final, vivimos en el mismo espacio, bajo las mismas condiciones, la única gran diferencia es la perspectiva con que abordamos nuestro día a día. Eso señores, precisamente eso, es lo que quiero enaltecer en este artículo.

Veo con muy buenos ojos como muchos emprendimientos en el área, inversiones privadas e innovadoras ideas surgen de manera sorprendente en la actualidad

Tenemos un mundo de oportunidades. Tenemos como venezolanos, una increíble capacidad de adaptación que considero digna de estudio y tenemos por último, que trazarnos como objetivo principal, no dejar de ser parte de la solución para todos los problemas que tiene nuestro país. Este ejercicio puede ser el más complicado, porque en definitiva debemos predicar con el ejemplo, por lo que la viveza criolla (en negativo) debemos eliminarla de nuestro cerebro.

Como venezolano, creo que nuestra tierra merece que le correspondamos por todo lo que nos ha brindado y aun de la manera más fiel, nos sigue ofreciendo ¡Tenemos un mundo de oportunidades! El turismo salta al ruedo como la mejor opción para iniciar el largo camino de recuperación que tendremos que vivir.

Veo con muy buenos ojos como muchos emprendimientos en el área, inversiones privadas e innovadoras ideas surgen de manera sorprendente en la actualidad y ¿saben qué es lo mejor de todo? Que quienes están detrás de todo eso, son venezolanos como usted y como yo, llenos de ilusión, pasión y visión por nuestra hermosa Venezuela. Los límites se crearon para superarlos. Los invito a que no pierda la esperanza que ha depositado en el Turismo. Atrévase a triunfar ¡Que viva Venezuela!

5-razones-venezuela

Instagram: @bwturismo
Twitter: @bwturismo
Fanpage: Bw Turismo
YouTube: BwTurismo

2 comentarios en “Futuro turístico en Venezuela: Utopía, oportunidad o deceso

  1. Muy interesante esa última reflexión… comparto ambas caras de la moneda… la desesperanza y el ímpetu por proponer y crear…. Ciertamente el turismo es una gran alternativa, en el caso de Venezuela, estamos en una coyuntura donde este sector puede ser el engranaje principal de la recuperación económica y social… Pero para que eso ocurra tenemos que tener algo muy claro y ser implacables y contundentes al momento de plantear esta opción… que el éxito y la consolidación del turismo pasa inequívocamente por un cambio político en el país..

    El actual modelo ha demostrado ser totalmente nocivo y destructivo, ineficaz, sin resultados… incluso retraspandonos en calidad y competitividad… si ese cambio político no ocurre.. seguiremos en una misma espiral… nadando contra la corriente.. estancados en sueños, promesas y potencialidades…

    Nosotros decimos que es hora!… de dejar de ser un destino con potencialidades…. es tiempo de serlo realmente… pero la clave no es solo el cambio.. que es quizá el primer paso.. es que quienes lleguen tengan el criterio, la disposición y la responsabilidad de afrontar este reto… queda pues departe nuestra.. de todos esos esfuerzos consolidados y en nuestra humilde posición de anónimos.. presionar a esas nuevas figuras para que no se desvíen del curso.. y que aprovechen todo el conocimiento y experiencia que en el sector turístico nacional existe.

    Disculpa lo largo.. saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s