Al rescate del transporte aéreo

#ApuntesBwTurismo

El transporte aéreo facilita las comunicaciones desde las zonas más cercanas hasta las lejanas, integra la economía mundial, genera desarrollo económico para los países de manera homogénea y es el medio de transporte de casi la mitad de los turistas que se desplazan a nivel mundial. Se estima que diariamente surquen los cielos más de 100.000 aeronaves en todo el globo, según el informe de  Air Transport Action Group (ATAG).

Las conexiones aéreas resultan totalmente necesarias tanto para destinos ya consolidados como para destinos en pleno desarrollo.  El Transporte Aéreo es un instrumento fundamental para las naciones en busca integración, progreso y desarrollo. Según la IATA (Asociación de Transporte Aéreo Internacional), para este 2016 se espera que el número total de pasajeros que aumente hasta los 3.800 millones, un 6,9% más que en 2015, con 54.000 rutas aéreas. Asimismo, se estima que el tráfico de carga siga su recuperación, con un crecimiento del 3% en 2016.

Para este 2016 se espera que el número total de pasajeros aumente 6,9% más que en 2015

¿Pero qué ocurre en Venezuela con este sector? ¿Ha intentado usted viajar desde San Cristóbal hacia Mérida sin hacer escala en  Maiquetía?¿ O desde Barcelona a Maracaibo?Resulta sorprendente tener una interconexión deficiente nacional e internacional .

Sin embargo podemos estar peor y para ello hay que describir y dejarnos sorprender de la situación en que se encuentra sumergido nuestro aeropuerto principal.

Maiquetía no escapa a  los problemas ya conocidos en nuestro país, desabastecimiento, fallas en los servicios básicos, falta de áreas cómodas de espera, anarquía, mafias de boletos, hampa común, cambio de moneda extranjera no oficial, una congruencia inédita de órganos de seguridad solapados en funciones, estacionamiento sin capacidad y pare usted de contar. Seguramente más de un lector tendrá algo interesante que contar sobre ese lugar.

Además, las empresas nacionales privadas y públicas persiguen el mismo objetivo. Rutas tipo A o Rutas “Lomito”, por ejemplo Maiquetía – Porlamar, con la mayor cantidad de frecuencias y preferiblemente bajo el amparo de ser operaciones no regulares o chárter.

Tanto el  Gobierno como las líneas aéreas son responsable de este deterioro. Cada actor con su cuota. Con salvadas excepciones, la flota venezolana dista de ser una de las modernas de Latinoamérica, hay aeronaves que superan 35 años de uso -rescatadas del Mohave, sí- aunque bien maquilladas para la operación.

Hay aeronaves que superan 35 años de uso

Retomando el tema de las responsabilidades, me permito dejar claro que carecemos de políticas gubernamentales sobre el desarrollo y complementación de rutas aéreas nacionales, que propendan el progreso, desarrollo, producción y hasta soberanía de nuestras coordenadas. Las limitaciones del control cambiario y la capacidad de la banca nacional tampoco colaboran con el sector aeronáutico, ya que no brindan el desahogo necesario a las empresa aéreas, que bien podrían servir para la adquisición de aeronaves, equipos y repuestos, entre otros.

Este panorama, no permite desarrollar esta industria tan importante para el sector turístico nacional. Afortunadamente, la nobleza del potencial humano que aun tenemos en estas filas, entiéndase, pilotos, mecánicos, sobrecargos, técnicos, personal INAC, controladores, personal de tierra entre muchos otros, resultan la combinación perfecta para impulsar el sector, eso sí, con voluntad de las autoridades nacionales.

Buscando alternativas y propuestas para  impulsar a corto, mediano y largo plazo, al transporte aéreo en Venezuela me tomo el atrevimiento de hacer las siguientes recomendaciones:

A corto plazo:

  • Descentralizar los aeropuertos: devolver a las gobernaciones la administración de las terminales aéreas.
  • Incluir la actividad aeronáutica en los planes económicos o, cómo se diría según las últimas alocuciones, convertirla en motor de la nación.
  • Replantear las funciones del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil, INAC, mejorando las condiciones de su talento humano y estructura organizacional.
  • Ajuste de bandas tarifarias nacionales e internacionales.
  • Respuesta oportuna en el otorgamiento de divisas. Facilitar los procesos para las solicitudes con la debida supervisión que amerita.
  • Sincerar el mercado aéreo internacional: evaluar las rutas con demanda, hacerlas operativas y cubrirlas con la capacidad y atención adecuada.
  • Fomentar y preservar el trabajo en conjunto interministerial e interinstitucional en función al desarrollo y operación de nuevas rutas y clústers turísticos.
  • Pago de deuda a aerolíneas internacionales ¡Basta ya!

A mediano plazo:

  • Diseñar y ejecutar un plan de rutas interno para descongestionar la zona central costera y fortalecer los ejes Occidental, Orinoco, Apure, Oriental y Sur.
  • Fusionar las aerolíneas estatales, Aeropostal y Conviasa, para convertirlas en una flota amplia y de altos estándares. No hay argumento de peso que sustente el por qué el estado mantiene dos empresas aéreas con igualdad de funciones y destinos.
  • Renegociar los Acuerdos Bilaterales con países cuyo destino natural sea Venezuela, según normativas de otorgamiento de derechos de quinta libertad y/o cielos abiertos, múltiple designación y sobre todo, mantener la reciprocidad e igualdad de condiciones.
  • Creación de un centro nacional de simuladores.
  • Propiciar las condiciones para la manufactura de piezas y repuestos aeronáuticos.
  • Efectuar negociaciones con empresas fabricantes de aeronaves, a fin de obtener financiamiento, tecnología, adecuación profesional para pilotos, personales de mantenimiento y sobrecargos.

A largo plazo:

  • Renovar, en su totalidad, la flota de aerolíneas públicas y privadas con aeronaves cuya antigüedad no supere los 10 años.
  • Construir o ampliar la construcción de un aeropuerto que facilite y mejore las conexiones con la ciudad capital.
  • Reacondicionar en su totalidad, la infraestructura aeroportuaria del país.
  • Constituir un HUB en Venezuela.

Si bien la esperanza es lo último que se pierde, debemos dejar de hundir al sector. En nosotros está levantar de la mejor manera y con la mejor disposición la superación a nuestros  desaciertos. Todos somos necesarios y por una mejor calidad de vida, estamos obligados a luchar por nuestro futuro ¡Bienvenidos a bordo!

Instagram: @bwturismo
Twitter: @bwturismo
Fanpage: Bw Turismo
YouTube: BwTurismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s